948 258 695
Favorito / Compartir

Rinoplastia (operación de nariz)

NarizLa cirugía de la nariz es muy frecuente en cirugía plástica. Este tipo de cirugía puede hacerse para aumentar o disminuir el tamaño de la nariz (aunque es mucho más común la disminución).

La nariz es una característica muy importante de la cara, por lo que, según la forma de ésta, el aspecto de la persona puede cambiar considerablemente. La forma de la nariz en la mayoría de los casos es hereditaria y se sigue desarrollando hasta los 16 años, por lo que no conviene operarla hasta pasada esta edad.

Se puede modificar:

  • La punta de la nariz
  • El dorso
  • El tamaño de los orificios
  • El ángulo entre el labio superior y la nariz
  • Enderezar el tabique para respirar mejor

La nariz está compuesta por un esqueleto óseo-cartilaginoso que está envuelto por la piel. En este tipo de intervención se modifica el esqueleto nasal y la piel se readaptará.

Se puede modificar el esqueleto de 2 maneras diferentes: abriendo la piel y dejando por tanto una cicatriz externa, o accediendo desde el interior evitando así que quede cicatriz (en mi caso elijo la segunda, es decir, sin dejar cicatriz).
Imagínese el esqueleto de la nariz como el tejado de una casa. Para reducir el tamaño del tejado hay que cortar primero el vértice y luego los laterales para así cerrar el techo. La elasticidad de la piel hace que se readapte a la nueva forma del "tejado". También es posible acortar la longitud de la nariz y reducir el tamaño de la punta para hacerla así más fina.

Si existe una dificultad al respirar por estar el tabique torcido, a veces también puede corregirse enderezándolo. A esta operación se le denomina septoplastia.

Se suele realizar con anestesia general y se pasa un noche en el hospital.


Rinomodelación (rinoplastia sin cirugía)

Nariz de perfilLa rinomodelación se trata de una técnica mínimamente invasiva que soluciona muchos problemas estéticos de la nariz sin recurrir a la cirugía. Consiste en que el Cirujano Plástico inyecte relleno dérmico reabsorbible (compatible con el organismo) en la nariz para remodelar su silueta y devolver simetría. Se inyecta el relleno en lugares concretos para rellenar huecos que existan o suavizar ángulos.

Cuando el caso es apropiado para este tratamiento, los resultados son inmediatos. También es útil en rinoplastias secundarias o para corregir imperfecciones que pueden quedar tras rinoplastias previas.

Se realiza en consulta y no precisa anestesia. Requiere acudir a la consulta en más de una ocasión para que los resultados sean lo más naturales posibles, pero ya desde la primera sesión dichos resultados son visibles.

Ventajas:

  • Ausencia de cicatrices, dolor o hematoma.
  • La inflamación es mínima.
  • Los cuidados post-tratamiento son sencillos y cortos.
© Copyright 2015 Óscar Villafañe. Todos los derechos reservados | Nota Legal |  Síguenos en:
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinLinkedinYouTubeYouTube
Bookmark and Share
Versión para móviles